Reflexiones del maestro Guedea

  • No molestar

    Diego ¡no te das cuenta de que estás molestando!  y ¿qué hemos dicho que es lo más importante en una clase de Judo? Diego tiene cuatro años y en la fila antes de saludar se echa encima de Miguel de siete, acariciando su cara con el consiguiente enfado de Miguel. Unos días antes con estos […]

  • El grupo que todos queremos tener

    Con motivo de la proximidad de su boda, mi alumno Saúl Nafría, que sin pertenecer al grupo de los matutinos, en ocasiones pasa a entrenarse, me propone celebrarlo invitándoles a un desayuno a base de unos huevos con jamón después de un entrenamiento por la mañana. Unas semanas antes lo comentamos y decidimos fecha para […]

  • Un tiempo para que las técnicas maduren

    No se a quien se lo oí, lo que si que se que fue hace mucho tiempo, que para aprender un movimiento de Judo había que repetirlo y dedicar un tiempo a su estudio y repetir muchas veces: la posición del cuerpo, de las piernas, la acción de los brazos, el desequilibrio…, y que para […]

  • Talla como educadores

      Comentaba el psicólogo y pedagogo Bernabé Tierno que ante la pregunta de algunos jóvenes educadores de cómo podían saber si hacían bien su labor, contestaba que la talla del educador se mide a través de sus alumnos midiendo su autoestima, su confianza y su sentido de competencia. Vamos a intentar analizar estas tres variables […]

  • Cincuenta años dan para mucho

    “Podías escribir un libro maestro”, dice mi alumno David Crespo cuando le digo que el pasado 1 de abril hizo cincuenta años que pisé un tatami por primera vez y que me gustaría escribir algo al respecto. Y si que es cierto, podía escribir un libro, pero no solo yo. Todos podíamos escribir un libro […]

  • Referentes

    ¿Quién fue tu referente en Judo maestro? Me pregunta mi alumno David Crespo. Y como un referente es una persona tomada como modelo o patrón de una actividad, trato de pensar y recordar quien pude tener como referente. En la vida todos tenemos nuestros referentes. Los primeros son nuestros padres. Conforme crecemos y realizamos más […]

  • Ser superado por su alumno

    Cuando empezamos a impartir clases de Judo, vamos conociendo a nuestros niños. Alguno se  entrega, y nosotros ilusionados también, le dedicamos una mayor atención. De esta forma, a través de lo que en psicología se ha dado en llamar  “efecto Pigmalión”, ese niño  progresa más. Nos dedicamos más a él y surge un trato especial. […]

  • Respeto y confianza

    ¡Totalmente prohibido burlarse, insultar y amenazar!, pero ¡ni en Judo, ni nunca!, tengo que decir en alguna ocasión cuando algún judoka, suele ser pequeño o adolescente, durante un juego en el calentamiento, se viene arriba y se burla de un compañero al producirse cierta situación. Todas las personas por nuestra dignidad como seres humanos tenemos […]